Por una vida cotidiana más humana, más solidaria y más saludable

ser joven hoy

¿Cómo construir un proyecto de identidad desde una propuesta social de "vacío"?

El cierre de la adolescencia y el inicio de la juventud implican la apertura a una etapa de construcción de proyectos vitales. Desde el ejercicio de la autonomía conquistada, el joven materializará elecciones en el ámbito relacional, de intereses, laboral. Se abre un bello proceso.

Sin embargo, las circunstancias sociales actuales colocan a los/as jóvenes en una fuerte encrucijada que pone en cuestión su propia autonomía. La propuesta de hoy perfila un sujeto al que se le escapa el sentido de la vida, lo que supone un cierto vacío de existir y el quedar atrapado en la inmediatez de proyectos, generalmente ligados al consumo.

Consideramos necesario y urgente generar espacios de reflexión para jóvenes, que les permitan recuperar un protagonismo activo, para enfrentar y resolver las contradicciones actuales. Pensar la juventud, tratar de entender qué es lo que está tratando de decir y mostrar a la sociedad, nos confronta con la incapacidad del sistema social de ofrecer y garantizar un lugar de inclusión saludable. El crecimiento del desempleo y la supervivencia desde economías informales fractura la posibilidad de armar sus proyectos. El Programa ProCC dirigido a jóvenes con sus diversas modalidades, permite contar con espacios grupales de reflexión, donde los y las jóvenes encuentren herramientas para comprender el proceso que están viviendo y la construcción de alternativas saludables.